La mayoría de las tendencias que hemos visto, se podían prever o anticipar analizando otros sectores y otros países. Lo que es más difícil de prever es la velocidad con la que irrumpen estas tendencias y su duración e impacto en un sector. De hecho, actualmente estamos inmersos en nuevos procesos de cambio, que tienen que ver con la tecnología y la digitalización. Estos nuevos cambios serán más rápidos y posiblemente tendrán un impacto mayor que los que hemos vivido hasta ahora.

Para celebrar el número 100 de nuestra publicación, Gym Factory ha entrevistado a una selección de entre los mejores consultores de nuestro país. En esta ocasión, Pablo Viñaspre,  CEO de WSC Consulting, FMS y FitnessKPI, nos cuenta cómo ha evolucionado nuestro sector en estos 18 años.

En 2004 WSC Consulting ya llevaba 5 años de andadura ofreciendo formación y consultoría para directivos del sector del fitness. En ese momento todavía no habíamos creado la Fitness Management School (FMS) ni existía el modelo boutique Veevo ni tampoco el software de business intelligence FitnessKPI.

Muchas cosas han cambiado en el sector del fitness desde el 2004. Algunas de las que me gustaría destacar son:

  • La profesionalización en la gestión de los clubes, con equipos directivos muchos más preparados.
  • La concentración del sector, con la aparición de operadores cada vez más grandes y con buen respaldo financiero y equipos humanos muy potentes.
  • El aumento de la competencia, ya que el número de clubes ha crecido más rápido que la demanda.
  • La aparición de nuevos modelos de negocio, como fue el low-cost, ahora el boutique o toda la tendencia de fitness virtual actual.

La mayoría de las tendencias que hemos visto, se podían prever o anticipar analizando otros sectores y otros países. Lo que es más difícil de prever es la velocidad con la que irrumpen estas tendencias y su duración e impacto en un sector. De hecho, actualmente estamos inmersos en nuevos procesos de cambio, que tienen que ver con la tecnología y la digitalización. Estos nuevos cambios serán más rápidos y posiblemente tendrán un impacto mayor que los que hemos vivido hasta ahora.

De lo que me siento más orgulloso es de haber creado FitnessKPI, un BI dotado con inteligencia artificial (ANNA) que incorpora todo lo que hemos aprendido estos años en la gestión de clubes de fitness. FitnessKPI supone un cambio radical en la manera de gestionar y de tomar decisiones, y estoy convencido de que contribuirá a mejorar la eficiencia en la gestión de los clubes y también mejorará sus resultados como empresa.

La situación más complicada ha sido durante la pandemia, en los meses en que los clubes estuvieron cerrados y había que buscar un buen equilibrio entre el interés propio y el interés de los clientes. Tuvimos que tirar de empatía y de visión a largo plazo para buscar soluciones creativas que fueran buenas para ambas partes.

Durante la pandemia optamos por una estrategia arriesgada pero que nos está dando buenos resultados. Decidimos que no solo no hacíamos ERTES, sino que seguíamos contratando profesionales para crear una nueva versión de FitnessKPI y aprovechar el parón de la pandemia para crear un producto mucho más competitivo que supusiera una innovación total para el sector. Esa es la versión que tenemos actualmente y la acogida por parte de los clubes está siendo muy buena.

La recuperación del sector sigue avanzando positivamente y vemos el futuro con optimismo para la industria del fitness. Los clubes están captando nuevos usuarios, especialmente jóvenes, lo que es muy positivo porque si sumamos esos nuevos usuarios a los que ya teníamos y que vamos recuperando, el resultado será un efecto rebote positivo en los próximos meses.

Hay que ver qué ocurre con factores externos que no podemos controlar y que sabemos que tienen una importante influencia en el consumo de fitness, especialmente las incertidumbres de tipo económico en la población.

En todos estos años la industria ha ido mejorando de forma muy notable la calidad de las instalaciones, la oferta de servicios y el nivel de atención al cliente, pero esas mejoras no han venido acompañadas de un incremento proporcional en precio. Esto ha generado una erosión en los márgenes de beneficio y ha reducido la rentabilidad de los clubes de fitness. En los próximos años la industria debería apostar por equilibrar la relación calidad/precio con un aumento de los precios que mejore la rentabilidad y de más seguridad a los inversores del fitness.

Pablo Viñaspre Lleva más de 25 años trabajando en el ámbito del deporte y del management,. Se licenció en Ciencias de la Actividad Física, tras lo cual fue becado por La Caixa para realizar un Máster en Fisiología del Ejercicio en la Universidad de Texas en Austin. Es Master de Alto Rendimiento Deportivo de COE y la Universidad Autónoma de Madrid.
En el año 1.999 crea su empresa WSC Consulting. Formación posterior: Programa de Dirección General por EADA Business School. tras el cual crea la Fitness Management School (FMS), una Business School. Autor de algunos libros como la Ruta del Management en el Fitness, publicado en España y Portugal. Actualmente dirige WSC Consulting, la Fitness Management School (FMS) y FitnessKPI, imparte formaciones y conferencias a nivel internacional y escribe artículos para diferentes medios del sector, también a nivel internacional.

Re-publicación de noticia (10/05/22).

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.