El gigante europeo del fitness ha revelado su intención de conquistar el mercado alemán del fitness en este año 2022, con planes  de comenzar con la construcción de los primeros gimnasios en la primera mitad del año, con la apertura de 20 clubes para fines de 2022. A largo plazo, Basic-Fit declaró que ve el potencial de contar con 600 clubes en el país.

El director ejecutivo, Rene Moos, declaró que la expansión alemana es parte de los ambiciosos planes de crecimiento de la cadena, que podrían verla operando 3500 clubes para 2030. “Vemos un futuro brillante para el acondicionamiento físico con buena relación calidad-precio y la propuesta de Basic-Fit en particular. En noviembre anunciamos nuestra intención de acelerar la apertura de 200 a 300 clubes por año, con el objetivo de aumentar a 2000 clubes para 2025 y entre 3000 y 3500 clubes para 2030. En el segundo trimestre de 2022 comenzaremos con la construcción de los primeros clubes en Alemania y planeamos abrir el primero en la segunda mitad de este año. En total, esperamos poder abrir 600 clubs en Alemania en los próximos años. Hasta la fecha, hemos abierto 66 clubes y estamos en camino de hacer crecer nuestra red a 1250 clubes este año. Esperamos aumentar el número de abonados en al menos 1 millón luego de un fuerte crecimiento en enero y febrero y un aumento aún mayor en los primeros ocho días de marzo, provocado por el levantamiento de las restricciones en los pases de vacunación. En general, 2022 promete ser un año de recuperación y crecimiento”.

Los resultados finales publicados de 2021 muestran que la compañía aumentó sus abonos en un 11 % a 2,22 millones (2020: 2 millones) y registró 110 aperturas netas de clubes, aumentando su red a 1015 clubes (un 12 % más que el año anterior). También lanzó la nueva aplicación Basic-Fit, desarrollada internamente.

Inevitablemente, los resultados financieros se vieron afectados por la pandemia, los cierres temporales de clubes y las restricciones gubernamentales, con ingresos de 341 millones de euros (2020: 377 millones de euros) y un EBITDA subyacente de 31,6 millones de euros (2020: 93,8 millones de euros).

Esto llevó a una pérdida neta de 150 millones de euros, en comparación con una ganancia de 125 millones de euros en 2020.

Moos ha confirmado que la compañía cuenta actualmente con 361 millones de euros en efectivo disponible.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.