En la reunión mantenida ayer por la patronal y CCOO y UGT, se ha manifestado la voluntad de todas las partes de alcanzar un acuerdo, siendo conscientes de la situación por la que atraviesa el sector desde el inicio de la pandemia y la dificultad de hacer frente a otra subida adicional a la ya provocada por el incremento del SMI y los disparatados precios de la luz y el gas.

Por la parte empresarial, se trabajará en consensuar unas tablas salariales a medio plazo que se acerquen a las pretensiones de los sindicatos al mismo tiempo que se negocien otros aspectos del convenio que afectan directamente al desarrollo de la actividad.

Ya en el mes de diciembre, la patronal indicaba que a los centros les encantaría poder incrementar los salarios si fuera posible, pero que no contaban con margen de maniobra, ya que la situación de los centros era muy difícil.  De hecho, Alberto García, gerente de FNEID declaraba: “Nosotros como patronal no podemos firmar estos aumentos, no podemos llevar a las empresas a la quiebra, seríamos unos irresponsables porque muchas no lo podrían afrontar. La industria del fitness en España aún registra facturaciones de un 30% y 35% debajo de las de 2019, algo a lo que hay que sumar los incrementos previstos para el próximo año de energía, luz y gas, la falta de ayudas públicas y nuevas medidas que pueden ponernos como el certificado covid. El sector vive una situación dramática y no está ahora mismo capacitado para afrontar incrementos salariales. Esta es la situación real”.

De Frutos, de Comisiones obreras, hacía en esta misma fecha estas declaraciones: “Reclamamos que la categoría más baja cobre un mínimo de 14.000 euros, cantidad a la que puede llegar pronto el SMI, mientras que el mínimo para la más alta sea de 19.300. Así se diferenciarían las tablas con una proporción similar a la que había antes que el SMI subiera. No tiene sentido que el mínimo para las diferentes categorías sea el mismo, como ocurre ahora”. 

La situación es más complicada en estos momentos, debido a la nueva subida del SMI y los precios por las nubes de la energía. Seguiremos atentos al desarrollo de esta nueva ronda de negociaciones y esperamos que se pueda llegar a un consenso que haga posible la firma del V Convenio Colectivo.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.