La auténtica revolución de la resistencia neumática radica en la posibilidad de trabajar a altas velocidades, tanto la fase concéntrica como la excéntrica, sin apenas riesgo de lesión. Y obteniendo los resultados en vatios.

Empezando por lo básico ¿Qué es un sistema neumático?

 “Neumático” es una palabra que proviene del griego “Pneumatikos” y significa respiración. En términos generales, se entiende por neumática la parte de la ciencia de la física que trata de las propiedades de los gases y, por tanto, también del aire.

 La tecnología que denominamos neumática, (llamada coloquialmente tecnología del aire) lleva un tiempo en el mercado dando mucho que hablar dentro del ámbito del fitness y la salud. Sin embargo aún existe mucho desconocimiento en lo que respecta a sus ventajas frente a las máquinas tradicionales.

 ¿Intrigado? Nada nos ayudará mejor a entenderlo que una sencilla metáfora de física básica: “Un kilo no es siempre un kilo”

¿Sabías que un kilogramo de masa siempre tiene la misma inercia, 1 kg, pero no siempre ofrece 9,8 Newtons (1kp, 1 kilopondio o kilogramo-fuerza) de resistencia? El cambio disruptivo que ofrece la tecnología neumática es que con un sistema neumático un kilo siempre es un kilo. 

La inercia es la clave

Vamos a explicarlo de otra manera. Imagina que vas en un ascensor que acelera y frena muy rápido. Cuando empieza la subida, pesas más, y cuando llega arriba, pesas menos. Y al revés, cuando empieza la bajada, pesas poco, pero cuando frena la bajada pesas muchísimo.

 Si extrapolamos esto al entrenamiento “tradicional” con cargas inerciales (pesos libres, poleas y máquinas) nos encontramos con un problema: la velocidad aplicada altera el peso de las cargas durante la ejecución del ejercicio. Este problema ocurre principalmente durante la fase de bajada de un ejercicio (fase excéntrica), donde para detener la inercia se ejerce muchísima fuerza (el doble o incluso el triple del peso real si la bajada ha sido rápida) es cuando más riesgo de lesión existe, ya que la contracción y el movimiento van en sentido contrario.

  ¿Cómo se soluciona esto? Inicialmente, entrenando lento, pero hace años que tenemos la evidencia de que los mayores beneficios se encuentran con velocidades propulsivas elevadas.  Sin embargo, el riesgo de aplicar altas velocidades a las cargas inerciales es demasiado grande.

 Pero afortunadamente la tecnología avanza y ha encontrado una solución a este problema: las cargas NO inerciales.

¿Qué son las cargas no inerciales?

 Las cargas no inerciales son aquellas que la resistencia que ofrecen es independiente de la velocidad. Principalmente las hay de cuatro tipos:

·         Elásticas.

·         Hidráulicas.

·         Motorizadas.

·         Neumáticas.

Las resistencias elásticas son variables por definición, su resistencia aumenta con el recorrido (de manera inversa a las cargas inerciales), por lo que no nos ofrecen una resistencia constante.

Las resistencias hidráulicas nos pueden ofrecer una resistencia constante, pero solo en concéntrico, ya que un líquido solo resiste, nunca empuja.

Las resistencias motorizadas pueden ofrecer la resistencia que deseemos, pero requieren de una maquinaria con un complejo software de programación.

Y finalmente, la resistencia neumática sí nos ofrece una resistencia constante e independiente de la velocidad, con una tecnología mucho más amigable con la experiencia de usuario.

¿Cómo funciona el sistema neumático de Keiser?

Keiser introduce la tecnología neumática en sus productos de una forma sencilla y muy fácil de asimilar para cualquier tipo de consumidor. Un compresor de aire se encarga de gestionar la resistencia y el usuario puede controlarla a su antojo mediante una sencilla botonera que le permitirá reducirla o aumentarla.

  La ventaja añadida es que el display de Keiser no solo muestra la resistencia de trabajo: también muestra y valora la potencia generada. La potencia es el verdadero parámetro de control de la intensidad, y tener un display que no solo nos permite medir la potencia, si no que también es capaz de calcular la resistencia óptima de trabajo individual, es el sueño para cualquier consumidor que quiera tener auténtico control sobre sus rutinas de entrenamiento.

 Gracias a estos datos, los usuarios podrán planificar y diseñar las mejores estrategias para progresar en sus objetivos.

Lo que dice la ciencia sobre la tecnología neumática.

 Las investigaciones nos muestran que los resultados obtenidos en programas de entrenamiento con resistencias neumáticas son comparables a los de programas con pesos libres (artículo 1) y a los programas con resistencias “isoinerciales” como los yo-yo o poleas cónicas (artículo 2) en atletas de élite y población sana.

 Y especialmente en gente mayor (artículos 3 y 4), además de equiparar los resultados con entrenamientos con máquinas y también pliométricos, tienen el beneficio añadido de ser más seguras y poder aplicar fuerza con velocidad. Todo ello evitando los temidos picos de fuerza en la frenada excéntrica que suelen ser causa de numerosas lesiones articulares.  

En resumen, los sistemas neumáticos ofrecen los siguientes beneficios:

  •   Resistencia no inercial constante durante todo el recorrido.
  •  Resistencia ofrecida independiente de la velocidad de ejecución.
  •  Eliminación de los picos de resistencia en la frenada excéntrica.
  •  Facilitar el entrenamiento con velocidad de ejecución sin riesgos de lesión.
  •  Valoración de la potencia manifestada y estimación de la potencia máxima.
  •  Control de la carga durante el entrenamiento.

 Claves que podemos resumir en que la tecnología neumática ofrece más seguridad, mejor calidad del movimiento, mayor énfasis en la velocidad y por tanto es más adaptable y adecuada a las necesidades de todo tipo de usuarios, independientemente de su edad, experiencia y estado físico.

(1)   Frost, David M.1; Bronson, Stefanie1; Cronin, John B.2,3; Newton, Robert U.3 Changes in Maximal Strength, Velocity, and Power After 8 Weeks of Training With Pneumatic or Free Weight Resistance, Journal of Strength and Conditioning Research: April 2016 – Volume 30 – Issue 4 – p 934-944, https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000001179
(2)   Sergio Maroto-Izquierdo, Jeffrey M. McBride, Nacho Gonzalez-Diez, David García-López, Javier González-Gallego & José Antonio de Paz (2020) Comparison of Flywheel and Pneumatic Training on Hypertrophy, Strength, and Power in Professional Handball Players, Research Quarterly for Exercise and Sport, DOI: 10.1080/02701367.2020.1762836
(3)   Anoop T. Balachandran, Kristine Gandia, Kevin A. Jacobs, David L. Streiner, Moataz Eltoukhy, Joseph F. Signorile, Power training using pneumatic machines vs. plate-loaded machines to improve muscle power in older adults, Experimental Gerontology, Volume 98, 2017, Pages 134-142, ISSN 0531-5565, https://doi.org/10.1016/j.exger.2017.08.009
(4)   Jarmo M. Piirainen, Neil J. Cronin, Janne Avela, Vesa Linnamo, Effects of plyometric and pneumatic explosive strength training on neuromuscular function and dynamic balance control in 60–70year old males, Journal of Electromyography and Kinesiology, Volume 24, Issue 2, 2014, Pages 246-252, ISSN 1050-6411, https://doi.org/10.1016/j.jelekin.2014.01.010

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.