En una carta firmada por 238 personas, usuarios de centros deportivos navarros, denuncian la situación que «discrimina y coarta las libertades». La práctica de actividad física y deporte que, a priori, puede parecer un derecho básico en una sociedad moderna, está siendo negada a quien no porte el Pasaporte Covid, impuesto en varias Comunidades Autónomas como supuesta medida de contención del virus, medida sin base científica probada.

Hemos podido leer en el medio Pamplona actual,  una carta del “Grupo deporte sin pasaporte” dirigida al director y que por su relevante contenido publicamos.

«Llevamos casi dos años de pandemia, durante los que la nefasta gestión política y las medidas emanadas por sus normas han marcado nuestra vida cotidiana. La sociedad se ha dividido entre quien confía plenamente en esas directrices, sin cuestionar su validez, eficacia y rigor, y quienes optan por tomar las riendas de su salud, desde un punto de vista crítico y responsable, conscientes de los actos y decisiones tomados en beneficio de la salud propia y colectiva. En este sentido, es de suma importancia el cuidado de hábitos alimentarios, vida social plena y práctica de actividad física. Esta última, se ha mostrado como una herramienta ideal en la mejora y mantenimiento del bienestar mental y físico desde el confinamiento y es una de las estrategias demostradas que mejora la tan mencionada “inmunidad”. 

La práctica de actividad física y deporte que, a priori, puede parecer un derecho básico en una sociedad moderna, está siendo negada a quien no porte el Pasaporte Covid, impuesto en varias Comunidades Autónomas como supuesta medida de contención del virus (medida sin base científica probada. Ver:   

Debido a esto, un grupo de ciudadanos, hartos de la deriva de la gestión política y de la imposición del Pasaporte Covid en Navarra, deseamos recordar que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucionales los dos Estados de Alarma decretados por el Gobierno Nacional, calificando como inconstitucionales y nulos “los puntos 1 y 3 del artículo 7 del decreto-ley, relativos a la libertad de circulación de personas y coches en espacios y vías públicas” y que “se habilitara al Ministerio de Sanidad para «modificar» o «ampliar» las medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial, equipamientos culturales y actividades recreativas, así como las actividades de hostelería y restauración” (sic).

Si el alto Tribunal declaró dichas medidas inconstitucionales por atentar contra derechos fundamentales y por considerar al Ministerio de Sanidad incompetente para dictar dichas medidas, imagínense el hecho de que un Gobierno Autonómico coarte ahora esos mismos derechos y, para más gravedad, que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra avale las medidas incluidas en la Orden Foral 63/2021 de 27 de diciembre, que VULNERAN LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA Y NORMAS NACIONALES E INTERNACIONALES.

El Pasaporte Covid discrimina, coacciona y recorta la libertad de circulación de los ciudadanos sin justificación alguna puesto que vacunados y no vacunados contagian de la misma manera. Los navarros, vacunados o no, que se niegan a dar unos datos privados especialmente protegidos a una persona no habilitada para su tratamiento, ven negado el acceso a establecimientos como restaurantes, discotecas, gimnasios, etc. ¿Quién los protege de este atropello sin precedentes en una democracia? Si finalmente el Pasaporte es declarado inconstitucional como lo fueron los Estados de Alarma, ¿quién restablecerá sus derechos cercenados? ¿quién responderá de los perjuicios causados?  

Desde aquí hacemos un llamamiento a los ciudadanos a que se responsabilicen de su salud y puedan seguir realizando sus actividades y acciones en beneficio de la misma, hagan denuncias, reclamaciones en cualquier establecimiento al que le impidan la entrada, que exijan devolución de cuotas en gimnasios y polideportivos, que dejen constancia de que se están violando sus derechos. Hoy es el Pasaporte, y si lo consentimos, mañana será todo su historial clínico. La LIBERTAD no es negociable y hoy toca luchar por ella. Y cuando piensen que están solos recuerden el llamado efecto mariposa o teoría del caos: “el simple aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo” 

GRUPO DEPORTE SIN PASAPORTE

Fuente: Pamplona Actual 

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.