Ahora más que nunca la felicidad y motivación laboral tiene una importancia que nunca antes había tenido, porque es el momento, es ahora, tras todo lo que hemos vivido.
Si caíste o sufriste una crisis ayer, hoy es el momento de levantarte con más fuerza, ya no vale lo que hacíamos antes, ya no vale pensar que la satisfacción en el trabajo es una moda pasajera, ahora ha llegado para quedarse. Ahora es la única y necesaria manera de gestionar tu empresa, para retener el talento de la misma y conseguir un plus de productividad para que la remontada sea más rápida y contundente.

Ya nos hemos dado cuenta que el empleado no solo valora el sueldo, que no es la prioridad, ni lo más importante, si no un factor más por los que tomar la decisión de estar o no estar en un trabajo y de dar o no su 100%. Por lo que hay que cuidar y fidelizar al trabajador con un salario emocional que se convierte en mucho más importante y valorado por ellos, incidiendo directamente en su productividad y compromiso, haciendo que estos se enganchen y comprometan con cada proyecto e idea.

ENTRESACADO: El trabajo más productivo es el que sale de la mano de una persona contenta

¿Qué es exactamente la felicidad y motivación en el trabajo?

 Es lograr el bienestar de los empleados en tu empresa a través de…

  • Un buen clima laboral, en el que se trabaje con compañeros con los que exista una buena relación, en un cómodo espacio de trabajo.
  • Generar oportunidad de desarrollo profesional y hacerles sentir reconocidos en el trabajo que realizan. 
  • Provocar en ellos un sentimiento de orgullo de pertenencia a la empresa para que se sienta parte de ella y tomen como propios, los objetivos del equipo. Al comprometerse con su trabajo, incrementan su desempeño y contribuyen a generar beneficios y mejorar el ambiente laboral.
  • Mantener una comunicación clara, directa y concisa con todo el equipo de trabajo, porque lo que no se comunica no existe y recuerda, no comunica el que mejor habla, sino el que mejor escucha.
  • Depositar confianza y responsabilidad, ya que esto aporta seguridad y motivación en el trabajador, aumentando así su productividad exponencialmente, recordando que si no hay confianza en tu empresa, no puedes transmitirla a tus clientes. 
  • Establecer dentro de lo posible un buen equilibrio entre la vida personal y laboral.
  • Hacer que se sientan responsables de participar en el producto o servicio final que el cliente compra, pues ello hace que no sólo estén más satisfechos, sino también más comprometidos. 
  • Celebrar los éxitos de la empresa como si fuese el de todos, toda celebración nos suele hacer felices, pero ¿no nos alegra más que esa celebración se sienta nuestra?
  • Evitar que los empleados hagan una tarea específica y repetitiva mantenida en el tiempo y otorgarles nuevas responsabilidades que les permitan crecer y que al mismo tiempo les den más valor a la organización. 

“El mayor riesgo es tener gente quemada o aburrida en tu empresa”

Los empleados felices y motivados en nuestro equipo presentan estos síntomas, observa a los tuyos y analiza si ya los tienen o hay que cambiar algunas cosas…

* Mayor energía y dinamismo en sus tareas laborales

* Más eficiencia y productividad 

* Motivación personal e Implicación 

* Aceptación de responsabilidades y retos

* Una mayor tolerancia al estrés 

* Mejor capacidad de adaptación a los cambios.

* Toman decisiones más creativas que ayudan a mitigar o salir de las adversidades.

Y estos síntomas producen un resultado directo para la empresa, pues contarán según estudios al respecto de Shawn Anchor, autor de The Happiness Advantage, que ha cuantificado los beneficios de una empresa feliz: 

.- las ventas aumentan en un 37%

.- la productividad en un 31% 

.- la precisión en las tareas mejora en un 19%

.- un 57 % menos de posibilidades de dejar la compañía 

.- y que se esfuerzan un 87% más sin mencionar las mejoras en el ambiente de trbajo, en la salud y la calidad de vida del personal. 

Déjate sentir y no te preocupes porque aún queden muchas cosas por mejorar, lo importante no es la velocidad con la que caminas, sino que no te detengas, que pongas el foco hacia donde quieres que vaya tu empresa, teniendo claro que tu mayor patrimonio es la salud y el bienestar de tus empleados, con la intención final de generar mayor productividad y desarrollo económico, en ese proyecto en el que te estás dejando la vida y en el que aumentando la felicidad y la motivación puede ser lo que marque la diferencia con respecto a tu competencia. ¿Te atreves a probar?

Alonso Pulido 

Empresario – Formador – Escritor
Conferencista Internacional miembro de la Red Mundial de Conferencistas.
Ceo de Ahumor; Amor y Humor en la Empresa 

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.