Después de un año y medio desde el inicio de la pandemia, el sector del fitness está en plena recuperación. No obstante, todos los indicadores apuntan a que la recuperación será más lenta y ardua de lo que esperábamos, y que la gran mayoría de los operadores aun están muy lejos de recuperar los volúmenes de negocio que tenían previos al inicio de la pandemia. 

Está claro que el sector del fitness resulta atractivo, prueba de ello son los movimientos empresariales que se han producido a lo largo de los últimos meses, así como los que podrán darse en los próximos, con fondos de inversión de por medio, quienes siempre buscan operar en mercados con perspectivas de crecimiento y donde puedan conseguir una rentabilidad económica óptima. 

En los últimos años, el sector del fitness ha pasado de ser un mercado para operar muy cómodo y rentable a nivel económico, a ser un mercado muy convulso y fuertemente competitivo. Lo vimos con la irrupción del modelo low cost, que revolucionó el sector, y poco después pasó lo mismo con el modelo boutique. Todo ello, ha hecho que los operadores actuales del sector del fitness sean mucho más competitivos y estén mejor  preparados para los cambios.

Seguridad y confianza

Ante todo, debemos tener claro que tanto la pérdida del volumen de negocio, como la lenta recuperación del mismo, no son consecuencia de ningún factor económico, tal y como apuntan los datos macroeconómicos. Actualmente, no estamos ante una crisis económica, ni tampoco ante una crisis de consumo. Estamos ante una crisis sanitaria, que es la que ha provocado la pérdida de volumen de negocio en el sector del fitness, así como también es el motivo de la lenta recuperación del mismo.

Y a pesar de que el sector ha demostrado, con hechos y datos, unos mínimos porcentajes en contagios a nivel estatal y que todos los operadores han hecho grandes esfuerzos e inversiones para generar entornos seguros en los clubes de fitness, la pandemia ha provocado mucha incomodidad y sobretodo miedo en los usuarios. Un gran porcentaje de clientes han decidido hacer deporte por su cuenta o, simplemente, no hacer deporte. Este es el miedo que impide y ralentiza la recuperación. Sin embargo, conforme disminuye el miedo entre la población, el volumen de negocio va creciendo proporcionalmente, pero todavía queda mucha gente que no está dispuesta a entrenar en un club de fitness.

Mens sana in corpore sano

Si todos los esfuerzos que los operadores han hecho para convertir los clubes de fitness entornos seguros y libres de COVID-19 no han sido suficiente para que los usuarios vuelvan a entrenar en ellos, quizás toca poner en marcha campañas de concienciación para que la población sepa de la importancia de mantener un estilo vida saludable, donde la actividad física y la práctica deportiva son un pilar básico para combatir el virus. 

Son muchos los beneficios de la práctica deportiva basados en estudios científicos, que atacan directamente a los conocidos como factores de riesgo del COVID-19, tales como:

  • Beneficios frente a la ansiedad y la depresión
  • Beneficios cardiovasculares
  • Beneficio en la capacidad pulmonar
  • Beneficio para reducir y controlar el sobrepeso
  • Beneficio en el aumento de las defensas del organismo

Muchos operadores ya han puesto en marcha estas campañas de concienciación, pero sería interesante y necesario de la colaboración de organismos públicos de alto nivel para hacer una campaña potente a nivel estatal y concienciar al máximo de la población, para así fomentar estilos de vida saludable a través del deporte y de la alimentación.

Tendencias del sector

Digitalización

Los operadores de servicios de fitness han aprendido con la pandemia la necesidad de adaptarse y de replantear sus estrategias, dando mayor peso a los canales digitales, potenciando el desarrollo y el uso de apps como canal de comunicación directa con sus usuarios. También es fundamental tener una amplia oferta de clases online que los clientes puedan seguir en cualquier momento y lugar, sin necesidad de ir al club. 

Apple o Google ya están operando en el sector del fitness. Competir con estas grandes empresas será difícil, pero los actuales operadores del sector pueden aprovecharse de esta omnicanalidad y establecer puentes, facilitando al máximo la conexión entre las apps de estas empresas y los propios clubes de fitness.

Personalización

A pesar del avance en la transformación digital, el fitness es un sector donde las personas tienen un papel fundamental, así que serán los profesionales los que puedan atraer a ese gran número de usuarios que en la actualidad han dejado de hacer uso de los clubes. Después de meses de confinamiento, debido a la pandemia, tal y como muchos estudios constatan, los usuarios tienen ganas de volver a entrenar en los clubes de fitness. Contar con los mejores profesionales y tenerlos motivados, sin lugar a duda será uno de los factores claves para la recuperación.

En este punto, la atención personal a los usuarios de los clubes es fundamental. Es por ello, que el servicio de entrenamiento personal es uno de los servicios más demandados y con más éxito, ya sea por su máxima personalización, como por ser la mejor manera de conseguir los objetivos del usuario.

Socialización

Los usuarios tienen ganas de entrenar en grupo y los operadores de fitness deben usar sus gimnasios como espacios de socialización. Las clases en grupo son una de las actividades más populares y demandadas en los clubes de fitness, así que tener una amplia oferta de horarios y tipologías de actividades, contando siempre con los mejores instructores y debidamente formados, será una apuesta clave para los operadores de fitness. Clases grupales de entrenamiento funcional, clases interválicas de alta intensidad (HIIT) y clases de baile, están entre las actividades grupales más populares y demandadas por los usuarios.

Para recuperar los volúmenes de negocio perdidos, será de vital importancia que los operadores sepan analizar e interpretar los cambios de hábitos en los consumidores habituales.

Los operadores del sector deberán adaptar su estrategia de negocio para brindar un servicio que dé respuesta a los deseos y necesidades de sus clientes y también de los potenciales usuarios que han surgido a raíz a la pandemia. La competencia es cada vez más numerosa y diversa en el sector del fitness, por lo que no sólo tener una buena estrategia será garantía del éxito, sino que implementarla de forma eficiente y rápida será fundamental para estar entre los mejores operadores y posicionarse a la vanguardia de las tendencias del sector. 

Daniel Cavanillas
Director Operativo de l’Esportiu de Llinars (Claror)

EQUIPO MANAGEMENT FITNESS SOLUTIONS:

Francisco Javier Fernández (Elche), Gerente Centros Domo Personal (Elche, Orihuela, Murcia).

Raquel Jiménez Martínez (Barcelona), Directora AECD y Coordinadora Cursos Gestión Deportiva FEDA Barcelona. 

Rafael Granados (Málaga), «Gerente Fidias Health Center Vélez Málaga. Trainer en MindCompany Sport, rendimiento de equipos»

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.