El centro deportivo GO fit Ruth Beitia de Santander se ha visto obligado a cerrar su centro durante diez días desde del día 13 de febrero, como medida de precaución por los positivo detectados entre algunos clientes, aunque estos supuestos contagios no se hayan dado en las instalaciones.

Nos consta que la cadena Gofit ha hecho una inversión millonaria de 35 medidas en sus centros para garantizar la seguridad de usuarios y empleados, además de destacar los equipos de tratamiento de aire que garantizan un ambiente libre de virus y bacterias al 99%

La comunicación llegó al centro el viernes por la tarde por parte de la Dirección General de Salud Pública
alertando de que algunos clientes del centro habían acudido a realizarse pruebas y tenían probabilidad de estar infectados, por lo que se recomendaba una cuarentena de 10 días.

Ninguno de los empleados ha dado positivo ni tiene síntomas de COVID, aunque se les volverán a realizar pruebas antes de la reapertura.

Entendemos que se tomen medidas de precaución, pero nos sorprende que se sigan tratando como “contagios” los positivos de los tests PCR utilizados para detectar el coronavirus, cuando justo un mes antes, el 13 de enero, la OMS  lanzó una «Nota informativa de la OMS para los usuarios de DIV 2020/05»  en la que indicaba que la prueba que se está utilizando para la detección de una infección del SARS Cov-2 no es adecuada para detectar una infección.
En ella explica que cuando el resultado de la prueba no se corresponde con los hallazgos clínicos de una persona examinada, hay que tomar una nueva muestra y realizar un nuevo examen. Además, el valor Ct del resultado de una prueba es inversamente proporcional a la carga viral detectada en una persona examinada. Cuantos más ciclos de replicación haya que realizar en una prueba PCR para detectar una (supuesta) contaminación de la persona examinada con el virus (o fragmentos de su información genética), menor será la carga del virus o de su material genético en la persona examinada. Acceso a la información:
https://www.who.int/news/item/20-01-2021-who-information-notice-for-ivd-users-2020-05. Hasta ahora, se había asumido, casi de forma generalizada, que cualquier prueba de PCR positiva de cualquier tipo demostraría que la persona sometida a la prueba era un peligro para los demás. Además de basar todas las draconianas medidas que se llevan tomando desde hace un año, en estas incorrectas pruebas.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.