El sector del fitness ultima una demanda colectiva contra el Gobierno y las Comunidades Autónomas por las pérdidas ocasionadas por la pandemia. La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) coordinará está iniciativa, cuyo principal objetivo es reclamar los daños y perjuicios sufridos por el impacto de las medidas implementadas por las Administraciones Públicas frente a la COVID-19.

La acción judicial será presentada por la firma de servicios jurídicos BROSETA, representada por el ex Magistrado, socio de la Firma y experto en Derecho del Deporte, Alberto Palomar, quien se encargará de liderar la reclamación.

La firma de servicios jurídicos BROSETA, representada por el ex Magistrado y socio de la Firma Alberto Palomar, será la encargada de elaborar y liderar la acción judicial.La acción judicial será presentada por la firma de servicios jurídicos BROSETA, representada por el ex Magistrado, socio de la Firma y experto en Derecho del Deporte, Alberto Palomar, quien se encargará de liderar la reclamación.

·     El sector reclama un plan de ayudas que contribuya a paliar el impacto económico del cierre prolongado de los centros deportivos, ya que de continuar así el 44% de las instalaciones se verán abocadas al cierre.

·     Se trata de un sector esencial, un servicio de salud que se está viendo gravemente perjudicado y están siendo uno de los grandes olvidados para las administraciones.

El sector del fitness se encuentra en un momento crítico con pérdidas de facturación de más del 50%. Se enfrenta a un escenario muy delicado mientras observa la inactividad de las administraciones y siguen a la espera de un plan de ayudas que contribuya a paliar el impacto económico del cierre prolongado de los centros y las limitaciones impuestas a su actividad. De continuar así, el 44% de las empresas del sector se verán abocadas al cierre.

Los centros e instalaciones deportivas describen la situación como paradójica puesto que son un sector esencial, un servicio que proporciona salud a las personas y no se les está tratando como tal. A pesar de que son las propias autoridades las que les han reconocido en sus informes como uno de los sectores con menor índice de generación de brotes de toda España.

Las consecuencias de la COVID-19 en el fitness español

La instalaciones y centros deportivos han cerrado un 2020 devastador con unas pérdidas estimadas de 1.246 millones de euros, una cifra que supone que cada instalación tendrá de media un 53% menos de facturación con respecto al año anterior (a falta de los datos del último estudio que se espera peor por las restricciones y cierres del último trimestre de 2020). Así lo pone de manifiesto el último estudio Impacto COVID-19 en Instalaciones Deportivas, realizado por la consultora Valgo en colaboración con el grupo de investigación GISDORAS de la Universidad de Sevilla.

Acerca de FNEID

La FNEID es la asociación empresarial de ámbito nacional que representa a las empresas y empresarios del sector de instalaciones deportivas y gimnasios cuya actividad económica tiene por objeto la oferta y la prestación de servicios relacionados con el ejercicio físico y la salud, el ocio deportivo y la práctica física deportiva. FNEID lleva más de 20 años representando al sector de las instalaciones deportivas, la industria del Fitness y los servicios deportivos vinculados a la salud. Constituida en 1997, FNEID trabaja para promover una vida activa y luchar contra el sedentarismo y la obesidad, especialmente la que afecta a los menores y jóvenes. Las direcciones de las instalaciones deportivas asociadas a FNEID se pueden consultar en el mapa web.

Para más información:

Flor Ciganda / Olga Llano 915 915 500 / 629.560.731 f.ciganda@romanrm.com   / o.llano@romanrm.com

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.