Sé cómo te sientes ¡Puedo entenderte, empatizar contigo y sentir cada una de las emociones que has sentido, estás sintiendo o vas a sentir en las próximas semanas o meses. Estamos ante uno de los momentos más duros y difíciles que hemos vivido en el último siglo, son momentos de incertidumbre, de incomodidad y desasosiego. Es lícito que por momentos puedas estar inquieto, triste o desilusionado…. PERO ¡!!!

No puedes quedarte ahí, no puedes tirar la toalla, no puedes abandonarte, porque siempre, siempre hemos salido de todas y de está también lo haremos. 

No te conozco de nada, no sé quién eres, cómo te llamas o que haces profesionalmente, pero sí sé de ti que eres extraordinario, que ahí dentro tienes una fortaleza inconmensurable, que tienes recursos emocionales que ni tú mismo conocías hace unos años y muchos que aún ni conoces.

¿Qué porque lo sé? 

Porque ya tenemos una edad y hemos vivido muchas batallas y nos hemos caído un montón de veces ¿Verdad? 

Sólo quiero que por un momento pongas tu atención y tu memoria en todos esos momentos difíciles que ya has vivido en años atrás, que los recuerdes y los vivas como si estuvieran pasando en este preciso momento, que sientas en tu estomago esa sensación de incertidumbre y de miedo que sentías. Y ahora tras hacerlo, quiero que recuerdes como aquello pasó, como dejó de ser el único y gran problema de tu vida, dando paso a otras circunstancias más favorables y como gracias a aquellas vivencias se abrieron otras posibilidades, como se unieron los puntos y ocurrieron cosas que fueron para tu máximo beneficio a posteriori para tu proceso global de Vida.

Pues así como pasó, va a volver a pasar, entiendo que ahora mismo lo tengas tan encima, tan cerca, tan presente que sea difícil verlo con claridad, pero no desesperes, esto también pasará, siempre ha ocurrido, siempre ocurre y siempre ocurrirá, es una ley no escrita pero que nunca, nunca falla. 

Así que ahora en este momento donde no se ve la luz, donde no se ven posibilidades a corto plazo, es cuando más tienes que tener presente esa capacidad de aceptación y de fe que todos traemos en el kit básico dentro de nosotros, para en momentos como estos, ser capaces de insistir, persistir, resistir y nunca desistir.

De la mañana a la noche, no más ¡No levantes tu mirada en estos momentos más allá del día de hoy, haz planes a corto plazo y después rápidamente enfócate en que puedes hacer hoy, cual es la acción mínima viable, eso te aliviará sufrimiento de imaginar cosas futuras negativas, que en la mayoría de los casos no terminan sucediendo, por eso no podemos perder tiempo y energía en pre-ocuparnos, en anticiparnos a lo que va a suceder, porque te preocupes o no te preocupes, terminará pasando lo que tengas que ser.

No te regodees en lo negativo, no sufras por simples posibilidades, porque recuerda que tanto si piensas que SÍ, como si piensas que NO, la vida tiende a darte la razón en aquello que piensas.

Respira profundamente, provoca en ti una leve sonrisa levantando las comisuras de los labios hacia arriba (¡¡hazlo en este momento antes de seguir leyendo!!), suelta tu cuerpo y baila, ponte música animada, ve una peli de humor que te haga reír y disfrutar, mírales a los ojos y diles que los amas a tus seres queridos, haz todo aquello que te haga sentirte bien, porque si consigues estar bien ahora, estarás realizando tu único y verdadero propósito en la vida, que estar bien en este preciso momento. Ese es tu objetivo, porque de esta forma conseguirás coleccionar buenos momentos presentes y eso te hará tener un buen día y varios buenos días te hará sentir que has tenido una buena semana y es de ahí de donde sacarás la fuerza y la energía para continuar adelante, siempre adelante y acometer La Remontada.

Puedes remontar, siempre lo has hecho y lo vas a seguir haciendo, te has caído muchas veces y te vas a levantar muchas + una, este que te escribe confía plenamente en ti, hazlo tu también contigo mismo, saca la fuerza de tus entrañas, mira hacia adelante con un pensamiento positivo de que todo va a salir bien, créelo firmemente con confianza plena y paciencia infinita.

Si nos preocupamos, las cosas son como son y si NO nos preocupamos, las cosas son como son, así que mucho ánimo, mucha fuerza y como dice Manuel Carrasco en una de sus canciones… NO DEJES DE SOÑAR.

Puedes y lo harás…. Sólo quería recordártelo.

0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.