Alarmista e infundado. Es así como José Carlos Reis, presidente de la Asociación de Empresas de Gimnasios de Portugal, describe el estudio presentado en Infarmed por el presidente del Consejo Nacional de Salud, Henrique de Barros, y cuyas conclusiones preliminares asocian la asistencia a gimnasios a una mayor probabilidad de contagio.

A partir de un estudio de caso, realizado en la región de Lisboa y Vale do Tejo, se preguntó a personas infectadas con Covid-19 y otras sin contagio qué espacios habían visitado en los últimos 14 días. El responsable de Portugal Activo – AGAP cuestiona los datos y asegura que ninguna otra empresa en Portugal tiene un control tan meticuloso sobre sus usuarios. “Los gimnasios son lugares seguros. Hasta el momento solo ha habido noticias de un brote

La Asociación que representa a los gimnasios en Portugal garantiza que los estudios conocidos indican que el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 en estos espacios es muy bajo. “Voy a llamar al Dr. Henrique Barros para que me explique estos datos”, dice el presidente de la Asociación de Gimnasios y Academias de Portugal (AGAP).

¿Cómo ves las conclusiones de este estudio, que encontró, en un grupo de personas infectadas, tasas de asistencia al gimnasio (96% refirió acudir a estos espacios al menos una vez a la semana) superiores a las registradas en otro grupo de control, compuesto por personas que no habían sido infectadas?

Muy extrañamente. Portugal es uno de los países de Europa con las tasas más bajas de actividad física. ¿Y de repente, en este estudio, se concluye que el 96,5% va al gimnasio después de todo? Esto no tiene sentido. Antes de la pandemia, teníamos alrededor del 7% de la población inscrita en gimnasios y sabemos que después hubo una gran reducción, del orden del 40%. Entonces, en este punto, deberíamos tener 4%, 5%. ¿Cómo es posible encontrar un grupo donde este valor alcance el 96%? Creo que no es posible y  voy a llamar al Dr. Henrique de Barros para preguntarle sobre este estudio. No sé qué muestra se eligió.

Desde que se autorizaron a reabrir en junio, ¿Se han registrado muchos casos de infección en gimnasios?

Hasta el momento, hasta donde sabemos, solo hubo un brote en un gimnasio de Évora, que tuvo varios usuarios infectados. Además, lo que sabemos es que aparecen dos / tres casos por club. Y lo que hacen los clubes cuando se enteran de alguien positivo es ponerse en contacto con la autoridad sanitaria y seguir los protocolos definidos. Cuando alguien que tiene un entrenador personal y se contagia, el profesional pasa al aislamiento. Cuando se asiste a una clase grupal, se recomienda a todos que controlen su situación y evalúen los síntomas. Si hay un lugar seguro para entrenar son los gimnasios.

¿Cómo se puede garantizar esta seguridad?

Todos los clubes saben a qué hora se unió alguien, qué actividad realizó, cuánto tiempo estuvo dentro y a quién conoció. Y tenemos todos los contactos. No hay ningún otro negocio con esta capacidad de control. Además, cumplimos con todos los estándares de seguridad que se nos han impuesto. Hay ventilación de las salas entre clases, cada usuario desinfecta el equipo antes y después de su uso, garantizamos la distancia.

¿Y cómo está la situación en el exterior?

Un estudio realizado por las universidades de Sheffield Hallam y Rey Juan Carlos, rastreando millones de entradas en gimnasios y clubes de fitness, concluyó que la transmisión del virus es prácticamente nula en estos espacios. En Cataluña, España, donde hay muchas restricciones, los gimnasios han vuelto abrir el lunes. Y en Inglaterra también se reabrirá. No somos parte del problema, somos parte de la solución. Tanto la OMS como la Ordem dos Médicos han llamado la atención sobre la importancia, para la salud física y mental, del ejercicio. Incluso como una forma de fortalecer el sistema inmunológico, tan importante en la lucha contra estas enfermedades.

 ¿Temes que la difusión de este estudio tenga consecuencias en la asistencia a los gimnasios?

Este tipo de noticias genera alarmismo e influye en los tomadores de decisiones. Los gimnasios tuvieron cierta recuperación en agosto y septiembre. Temo que las dificultades vuelvan a aumentar.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.