Ante el cierre de gimnasios decretado en Cataluña, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) reivindica haber demostrado que los centros e instalaciones deportivas son espacios seguros y solicita que las restricciones que adoptan las autoridades competentes para frenar el avance de la pandemia, sean proporcionales con la contribución real de cada actividad a la propagación del virus, que en el caso de los centros deportivos y gimnasios, es insignificante.

Así lo pone de manifiesto EuropeActive, la principal asociación sin ánimo de lucro para el sector europeo del fitness y la actividad física, en su estudio preliminar revela niveles extremadamente bajos de riesgo de COVID-19 en gimnasios. Con más de 62 millones de visitas analizadas, la tasa media de infección se sitúa en 0,78 por 100.000 visitas. Se trata de una investigación que está siendo realizada con la colaboración de la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad AWRC-Sheffield Hallam. En esta misma línea van las conclusiones extraídas del informe del propio Ministerio de Sanidad con fecha de 16 de octubre, en el cual el porcentaje total de brotes asociados a las actividades deportivas (incluyendo las actividades de contacto) es del 0,28% del total de España.

“Los datos son muy claros y demuestran que el mensaje que venimos trasladando desde hace meses es cierto: los centros deportivos y gimnasios son entornos seguros en los que el riesgo de contagio tiende a cero. La responsabilidad de los empresarios del sector ante la situación que vivimos es intachable y todos nuestros centros siguen estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias para garantizar la seguridad de usuarios y trabajadores”, asegura Alberto García Chápuli, gerente de FNEID. “Además, nuestras instalaciones permiten una trazabilidad que ningún otro sector ofrece, un hecho que facilita una rápida actuación en caso de ser necesaria”, añade.

El Deporte reconocido como Actividad de Interés General

FNEID quiere poner el foco en los centros deportivos como agente clave en la lucha contra el COVID-19 y con ello en la necesidad de mantenerlos operativos y accesibles durante esta crisis. Esta reclamación viene apoyada por el reciente reconocimiento del Deporte como Actividad de Interés General otorgado por el Congreso de los Diputados a través de una Proposición No de Ley aprobada la pasada semana.

Es necesario poner en valor la contribución activa y positiva de los centros e instalaciones deportivas como instrumento integral y fundamental de protección de la población frente a pandemia”, indica García Chápuli.

Asimismo, la Fundación España Activa elaboró un informe en el que se evidencia la importancia del deporte en la lucha contra el COVID-19, tanto en la prevención como en la recuperación de personas afectadas, puesto que refuerza el funcionamiento del sistema inmunológico y reduce los factores de riesgo asociados (enfermedades respiratorias, cardiovasculares y metabólicas, con especial atención a la obesidad y sus complicaciones).

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.