Entrenadores
Sección: Legislación

Cuidado con los entrenamientos online

Servicios de práctica físico-deportiva online y protección de las personas usuarias

“Los beneficios de la práctica deportiva se maximizan si se minimizan los riesgos. Ya no es suficiente con que el personal esté cualificado, sino que es necesaria la responsabilidad y el compromiso en el cumplimiento de las obligaciones”

ENTRESACADO 1: La Responsabilidad Civil, recogida en el artículo 1902 del Código Civil español (1889) establece como obligación que nace de culpa o negligencia: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. También en la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios se recoge, entre sus derechos básicos, el derecho a la indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos (texto refundido de 2007 – Art. 8.c.)

ENTRESACADO 2: La actual proliferación de prestaciones de servicios de práctica físico-deportiva a distancia requiere inexcusablemente del cumplimiento de las obligaciones legales y profesionales.  No es una cuestión de buena voluntad vulnerar los derechos a la calidad, seguridad e información de la ciudadanía.

Obligaciones legales en los servicios deportivos

La protección de las/os deportistas, como consumidores y usuarios de servicios profesionales, así como la adecuada información y educación corresponden a derechos constitucionales (CE art. 51.1 y 51.2). Garantizar estos derechos generan obligaciones legales que afectan a cualquier agente prestador de servicios en el sector de la educación física, la actividad física y el deporte.

Trataremos en este artículo dos obligaciones esenciales en la prestación de servicios profesionales, la Responsabilidad Civil y la información correcta sobre los diferentes bienes o servicios.

La Responsabilidad Civil, recogida en el artículo 1902 del Código Civil español (1889) establece como obligación que nace de culpa o negligencia: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. También en la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios se recoge, entre sus derechos básicos, el derecho a la indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos (texto refundido de 2007 – Art. 8.c.)

La respuesta a este riesgo, muchas veces de un gran impacto económico y totalmente imprevisible, consiste en la contratación de un seguro de responsabilidad civil (SRC). Pero no todos los seguros valen por igual y es una grave imprudencia no disponer de un seguro profesional individual.

En nuestro sector la evolución es constante, aparecen nuevos contextos, proliferan nuevas prácticas, la tecnología es imparable, se prestan nuevos servicios que no están cubiertos, las exclusiones entre seguros varían, aparece nueva normativa estatal y autonómica de aplicación. El riesgo siempre existe y en muchos casos confiamos en la cobertura del seguro de la entidad en la que trabajamos, sea pública o privada, sin conocer el derecho de repetición que posee la empresa, club o centro docente y que consiste en poder solicitar el reembolso de la indemnización económica que le ha producido el pago de un incidente provocado por la persona trabajadora (Art. 1904 del Código Civil).

Recibir información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute es otro derecho constitucional de las personas que reciben servicios profesionales.

Tanto la Ley del Deporte como las diferentes Leyes autonómicas del deporte recogen aquellas informaciones obligatorias. Por ejemplo el artículo 72 de la Ley estatal concreta que: “Toda instalación o establecimiento de uso público en que se presten servicios de carácter deportivo, cualquiera que sea la Entidad titular, deberá ofrecer una información, en lugar perfectamente visible y accesible, de los datos técnicos de la instalación o del establecimiento, así como de su equipamiento y el nombre y titulación respectiva de las personas que presten servicios profesionales en los niveles de dirección técnica, enseñanza o animación”.

Todas las personas integradas en los Colegios oficiales de Educadores/as Físico Deportivos/as, en la modalidad de ejercientes, cuentan con un seguro de responsabilidad civil profesional y están obligadas profesionalmente al cumplimiento del derecho a la información recogido en el artículo 18 del Código Deontológico de la profesión.

Los servicios profesionales online

Es posible que uno de los aprendizajes más valiosos de esta crisis sanitaria por COVID-19 sea la necesidad de adaptar la normativa, los procedimientos y los medios, siempre orientados a la protección de la ciudadanía, para facilitar la prestación online de servicios deportivos de calidad mediante sesiones por videoconferencia, aplicaciones de móvil, plataformas digitales, etc.

En estos servicios de intervención directa prestados vía online se pierden algunas de las posibilidades que ofrece la presencia física, como es la retroalimentación kinestésica o la intervención en primeros auxilios, pero no podemos obviar la necesidad de su correcta implantación en la era de la sociedad en red. Otra cuestión es la limitación legislativa que han impuesto las normativas autonómicas sobre regulación profesional en el ámbito del deporte, requiriendo la presencia física en determinadas funciones, como es en los casos de las leyes de Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Región de Murcia y Navarra.

Cualquier intercambio comercial y prestación de servicios en red debe estar sujeta además a la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico que, obliga en su artículo 10 a ofrecer determinada información general del servicio, y entre otras cuestiones, si ejerce una profesión regulada, a hacer visible el título académico oficial y el número de colegiación.

La constante actualización y adecuación del seguro de responsabilidad civil a las necesidades profesionales permitió a la Organización Colegial incorporar, hace unos años, como cobertura particular y de forma explícita, el ejercicio profesional mediante plataformas virtuales para las/os Educadoras/es físico Deportivas/os.

Asignaturas pendientes en los servicios deportivos a distancia

La actual proliferación de prestaciones de servicios de práctica físico-deportiva a distancia requiere inexcusablemente del cumplimiento de las obligaciones legales y profesionales.  No es una cuestión de buena voluntad vulnerar los derechos a la calidad, seguridad e información de la ciudadanía.

Los beneficios de la práctica deportiva se maximizan si se minimizan los riesgos. Ya no es suficiente con que el personal esté cualificado, sino que es necesaria la responsabilidad y el compromiso en el cumplimiento de las obligaciones.

Se hace imprescindible implementar dos medidas urgentes: 

  • La formación de profesionales y agentes empleadores para que su desempeño se ubique dentro de la legalidad y la responsabilidad;

  • La información y educación sobre herramientas para que la ciudadanía distinga a profesionales cualificados/as y responsables en la red, y en su caso, Educador Físico Deportivo.

En definitiva, los/as educadores/as físico deportivos/as están preparados para la prestación de servicios en la sociedad de la información, con el máxima nivel de cualificación y cumpliendo las obligaciones y el régimen de responsabilidad. Desde la Organización Colegial de la Educación Física y Deportiva seguiremos trabajando en ofrecer las máximas garantías en los servicios profesionales.

Vicente Gambau i Pinasa

Presidente del Consejo General de la Educación Física y Deportiva (Consejo COLEF). Nº Col. 8.916

Etiquetas:
0 veces compartido
  1. Aunque la práctica deportiva nunca ha estado exenta de riesgos, es cierto que cada vez se denuncia más a los demás ante accidentes (en EEUU saben mucho de esto) para exigir responsabilidades. En Europa, es países como Alemania es muy común asegurar tu bicicleta ante responsabilidad civil, y quién sabe si dentro de no mucho tiempo no surgen en España, por ejemplo, seguros de RC para jugadores de pádel (deporte tan de moda). Al fin y al cabo, es riesgo es pequeño, por lo que el precio debería ser bajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.