Desde que la fase de desescalada comenzase, ya es posible realizar algo de deporte fuera de casa y desde Dreamfit indican como tener especial cuidado para evitar el riesgo físico y posibles lesiones a causa de la inactividad prolongada. ¿Cómo conseguirlo? Nos dejan algunos consejos:

  • Es necesario que empecemos a realizar la actividad física gradualmente para activar el organismo, facilitando la adaptación de la actividad al sistema cardiovascular y muscular.

  • Antes de comenzar la actividad física, es recomendable invertir el tiempo que sea necesario en el calentamiento para poner el cuerpo en marcha y preparar las articulaciones.

  • Recordad que hay que mantenerse hidratado durante todo el entrenamiento para favorecer la recuperación y mitigar la sensación de fatiga. Es muy importante mantenernos concentrados durante toda la sesión y estar atentos para no sobrepasar nuestros límites.

  • La caminata rápida es una práctica que puede favorecer nuestra recuperación en poco tiempo. De hecho, esta actividad practicada en días alternos ayuda al cuerpo a permanecer activo manteniendo a raya el sobrepeso. Es aconsejable comenzar con unos 20 minutos por sesión e ir aumentando gradualmente. De esta forma, podremos llegar a caminatas de una hora aumentando así nuestra resistencia cardiorrespiratoria y mejorando nuestra condición física.

Por otro lado, para deportistas con un nivel medio o avanzado, no deben dejar que la frustración desmotive. Es aconsejable que al menos los primeros días se adapte el entrenamiento a un nivel más bajo para acomodar de nuevo a la rutina deportiva y no nos excedamos con el esfuerzo. Es decir, comenzar con el mínimo de carga con la que podamos trabajar y subir progresivamente la dificultad, el peso o el tiempo de trabajo.

No hay que olvidar realizar los pertinentes ejercicios de estiramientos después del entrenamiento, los cuales ayudarán a relajar los músculos y a tener una recuperación más rápida.

En general, es necesario saber reconocer las necesidades de nuestro propio organismo: tener pequeñas molestias localizadas en diferentes grupos musculares es completamente normal durante un periodo de 48 horas, pero es importante que en caso de que los dolores persistan consultar a un especialista, ya que podría tratarse de una contractura o lesión muscular.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.