La consultoría deportiva Management around Sports y la Universidad de Alcalá han realizado un estudio, que ha contado con el patrocinio de Gympass, la plataforma líder mundial de corporate wellness, y con la colaboración de Aerobic&Fitness para conocer los hábitos deportivos de los españoles durante el confinamiento, y las expectativas que tienen una vez vuelvan a abrir los centros deportivos.

Para este estudio, se ha contado con la participación de más de 8 mil usuarios pertenecientes a 94 instalaciones deportivas, por lo que los datos son muy fiables siendo que la metodología está avalada por el equipo de investigación en gestión y entrenamiento deportivo de la Universidad de Alcalá.

Para M. Ángeles de Santiago, CEO de MAS y miembro del Consejo Europeo de IHRSA (organización mundial de clubes deportivos). “Este estudio nos da pistas del comportamiento de los usuarios para que los operadores de la industria puedan tomar decisiones con datos. Por otra parte, compartir la información con otros países nos permite hacer comparaciones a nivel mundial y por eso trabajamos muy de la mano con IHRSA”.

Durante el confinamiento, las personas usuarias de centros deportivos han seguido practicando actividad física de intensidad moderada, pues el 64.3% afirma haberlo realizado en al menos 3 días en la última semana. La duración de cada sesión de entrenamiento en la mayoría de los casos se encontraba entre 31 a 60 minutos.

Para la práctica de actividad física durante el confinamiento, la mayoría de encuestados la han realizado siguiendo actividades y entrenamientos disponibles en internet (37.4%); el 23,9% ha elaborado sus propios planes de entrenamiento; y sólo el 20.4% han entrenado siguiendo las actividades y entrenamientos propuestos por su centro deportivo mediante su web, app o similares.

«Entre los resultados obtenidos, parece que la situación de confinamiento nos ha afectado a todos de manera similar. Es decir, aquí no ha habido diferencias entre clase social o nivel de estudios. El confinamiento nos ha igualado a todas las personas. Parece que la mayoría ha seguido practicando actividad físico-deportiva, aunque en menor cantidad e intensidad que antes de la crisis sanitaria”, menciona José Antonio Santacruz, responsable del equipo de investigación de la Universidad de Alcalá.

Por otro lado, las motivaciones para seguir practicando actividad físico-deportiva tienen que ver con la mejora de la salud, la mejora del aspecto físico, la pérdida de peso y para conseguir relajarse.

Las barreras por las que no seguirán en su centro deportivo son principalmente que el precio podría ser caro (sobre todo en los centros privados), la falta de seguridad, la falta de limpieza e higiene y el hecho de que ya realizan actividad físico-deportiva por su cuenta (sobre todo en los centros de valor por precio).

Para Federico de Vicente, CEO de Gympass Iberia, «debemos estar preparados para los cambios de comportamiento de los consumidores. Este estudio nos permite conocer qué hábitos han adquirido para poder adaptar nuestros servicios a sus necesidades, siempre pensando en nuestros usuarios, pero también en nuestros partners y en la forma en que podemos ayudar».

Lo que es un hecho, es que, del total de los encuestados, el 100% de las personas seguirán siendo practicantes de actividad física y deporte después del confinamiento, y el 88% afirma que seguirá abonado/a su centro deportivo actual, eso sí, para que esto suceda los centros tienen que garantizar seguridad en cuanto a higiene y protección una vez abran sus puertas.

Para descargar el estudio haz click en este enlace

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.