Estados Unidos ha hecho pública la aprobación de una moción, que hará que tanto los trabajadores contratados como los autónomos tengan derecho a percibir un apoyo financiero durante el brote de covid-19.

Se trata de un fondo histórico de alrededor de 2 billones de dólares y que ayudará entre otros, a instructores, entrenadores personales, trabajadores y propietarios de pequeñas empresas del sector del fitness en todo el país. El proyecto proporcionará una serie de bonificaciones para ayudar sobre todo a aquellos que trabajan por cuenta propia, como incluirles dentro de los beneficios de desempleo y poder optar así a unos 600 dólares durante hasta cuatro meses.

Para las empresas pequeñas o clubes independientes, el proyecto dará acceso a un fondo de 376.000 dólares, desde el cual podrán solicitar préstamos en condiciones favorables. También permitirá a los empleados y autónomos aplazar el pago de sus impuestos de la seguridad social.

En un movimiento sin precedentes, dos grandes industrias del sector como son Zumba y Les Mills, se han unido para emitir una declaración conjunta pidiendo al gobierno que apoye a los 350.000 instructores de fitness de todo el país. La declaración firmada por Alberto Perlman, cofundador y CEO de Zumba y Clive Ormerod, CEO de Les Mills, ha sido dirigida directamente a Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes de los EEUU.

“Dado que la mayoría de los clubes se han visto obligados a cerrar sus puertas, los profesionales del sector no pueden desarrollar su negocio como de costumbre” dijeron Perlman y Ormerod.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.