Fueron los vecinos los que, a través de numerosas llamadas, informaron a la Policía nacional de sus sospechas de que este centro continuaba abierto, al detectar a varias personas con ropa deportiva entrando y saliendo, con bolsas de la compra.

Los agentes ha cursado denuncia contra los propietarios del centro y los clientes a los que detectaron mientras vigilaban las instalaciones.

No se comprende que en plena emergencia sanitaria sigamos viendo este tipo de actuaciones irresponsables, que además de poner en riesgo a los usuarios del centro, pongan en entredicho a un sector, que ha cumplido en su totalidad con las medidas dictadas por el Gobierno para proteger a la población de esta terrible pandemia.

Todos y cada uno somos responsables de protegernos y con ello proteger a los demás, especialmente a las poblaciones de riesgo.

Cada día vemos acciones solidarias de innumerables centros deportivos, empresas proveedoras y operadores, que dedican su tiempo y recursos a apoyar con acciones encomiables, para intentar ayudar a sobrellevar esta dura situación. Esta es la verdadera cara del sector del Fitness de nuestro país.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.