La pandemia de COVID-19 que atravesamos actualmente ha obligado a los operadores a cerrar las puertas de todas sus instalaciones para salvaguardar la salud de sus empleados y usuarios. Ante esta difícil situación, Clubs DiR y Synergym han seguido los pasos de GO Fit y BeOne y han anunciado un ERTE entre sus empleados.

La cadena de gimnasios catalana ha realizado un expediente regulador de empleo para el 100% de su plantilla. Tras la realización del ERTE, el grupo dirigido por Ramón Canela ha garantizado que no realizará ningún despido. Esta herramienta jurídica permite el mantenimiento de la relación contractual de sus trabajadores hasta que finalice el cierre de sus instalaciones

La dirección de Clubs DiR ha dado instrucciones para conservar todo el empleo como objetivo de la compañía, complementando la retribución de su equipo en caso necesario hasta que se autorice de nuevo, por parte del Gobierno, la actividad de la empresa. No obstante, se ha presentado un ERTE que incluye a los empleados/as de los centros cerrados y a una parte del equipo de las oficinas centrales.

En estos complicados momentos, Synergym también se ha visto abocado a iniciar un ERTE entre sus empleados. No obstante, la empresa creará una retribución salarial especial consistente en el 30% de los sueldos para todos sus empleados, con el objetivo de que se complemente el 70% que asumirá el estado.

El director general de la compañía, Jordi Bella, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a sus trabajadores haciendo hincapié en la necesidad de contar con todos una vez se retome la actividad. Además, les ha hecho ver que la compañía está saneada financieramente y que va a continuar con su plan de presente y de futuro.

Es la misma medida que a principios de semana tomó el Grupo BeOne, que puso en marcha un expediente de regulación temporal de empleo en las 37 instalaciones deportivas que gestiona, donde trabajan 1.200 empleados.

Al igual que GO Fit que, tras el cierre de todos sus centros, anunció un ERTE para sus más de 1.400 empleados. El CEO de la compañía, Gabriel Sáez, informó de que complementarán la retribución a la plantilla hasta el 100% mientras dure esta situación. Además, adelantarán a sus empleados las cantidades necesarias para superar esta crisis.

Tal y como explicó Pedro Sánchez en su comparecencia el pasado martes, ante la situación de crisis que atravesamos, todos los expedientes de regulación de empleo temporal se considerarán realizados por fuerza mayor y todos los trabajadores afectados tendrán derecho a cobrar el paro, aunque no cumplan con el periodo de cotización mínimo exigido para ello. Además, ese tiempo consumido de paro no contará como gastado.

Además, el Real Decreto-Ley matiza que las empresas que realicen un ERTE por el COVID-19podrán acceder a una exoneración de las cuotas a la Seguridad Social correspondientes a las de los empleados afectados por dichos expedientes, y se aplicará tanto a los trabajadores con suspensión del contrato, como aquellos que vean reducida su jornada.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.