fbpx

El 42% de las organizaciones deportivas asegura que los resultados de los sucesivos comicios celebrados este año le afectarán de forma negativa, si bien un 39% espera crecer de forma sustancial y un 58% continuará creando puestos de trabajo con mayor o menor intensidad. También crece el consenso en torno a la necesidad de invertir en construcción de marca.

La industria del deporte continúa transitando la senda del crecimiento, pero ha moderado su optimismo en un 2019 marcado por el largo ciclo electoral y el aumento de la incertidumbre en torno a la economía global. Ocho de cada diez empresas y entidades que conforman esta industria, desde clubes a gimnasios, pasando por federaciones y fabricantes de equipamiento deportivo, prevén cerrar el presente ejercicio con una mejora de su negocio. Es un elevado índice, pero es un gran ejemplo del enfriamiento del elevado ritmo de avance los años previos, según se desprende de la tercera edición del Barómetro del Negocio del Deporte en España, un informe elaborado por Palco23 y que cuenta con el patrocinio de Openbravo a partir de una encuesta realizada a cerca de 300 empresas de la industria del deporte.

En concreto, el 79% de las compañías del sector asegura que sus ventas crecieron durante el ejercicio 2018, mientras que el 17% mantuvo su facturación estable y sólo el 4% la redujo. En cuanto a 2019, el 84% de las organizaciones prevé que su desempeño habrá mejorado respecto al año anterior, siete puntos menos que un año antes. Por su parte, el 9% de las empresas no espera cambios en sus ventas y sólo el 7% habla de disminución en las ventas.

Si bien la mayoría de organizaciones se muestra optimista sobre la evolución de una industria que anualmente mueve más de 15.000 millones de euros en España, lo cierto es que la moderación de sus perspectivas coincide con uno de los ciclos electorales más largos de los últimos años en el país. Y, antes de conocerse los resultados de las elecciones generales del 10 de noviembre, había un 42% del sector que consideraba que los resultados de los últimos comicios afectarían negativamente a su negocio, por sólo un 12% que confiaba en que tuviera un impacto positivo.

La tercera edición de este Informe, que da continuidad a un proyecto que nació en 2017 para ofrecer una visión de conjunto sobre la situación y las perspectivas de uno de los sectores con mayor potencial de la economía española, también revela que la contención de las perspectivas en términos de ingresos se ha trasladado al empleo. Así, en 2019 se moderará el aumento de puestos de trabajo, pues baja del 67% al 58% el número de empresas, entidades y organizaciones que prevén aumentar plantilla en el año en curso. Por otro lado, la tasa de empresas encuestadas para el informe que apuesta por la estabilidad laboral pasa del 28% al 33%, y prácticamente se dobla, hasta el 9%, quienes prevén un ajuste de personal.

En cuanto a las áreas de refuerzo por las que apuestan las compañías del ámbito deportivo, el 30% de ellas continúa priorizando nuevas incorporaciones para el área deportiva, mientras que el área digital sube siete puntos, hasta el 28%, y el departamento de márketing y comunicación sube al 22%. En menor medida, el 13% de las entidades se refuerza en el ámbito corporativo y el 10%, en distribución. Por otra parte, un gran número de estas empresas también ha decidido incorporar nuevos profesionales a sus cúpulas directivas: el 49% de las organizaciones ha reforzado o planea reforzar sus equipos directivos, frente al 54% registrado en el año anterior.

Ecommerce y eSports

Uno de los canales que más peso está adquiriendo en el crecimiento del negocio del deporte es el online. El 40% delos encuestados está convencido de que, al finalizar 2019, sus ventas a través del canal online habrán crecido con toda seguridad, mientras que un 43% lo ve probable. Por último, un 16% considera que su volumen de negocio asociado a los canales digitales se mantiene estable este año. Esta confianza en el ecommerce se refleja también en el porcentaje de organizaciones que asegura tener una plataforma de venta online, que pasa del 74% al 76%.

Además, un 90% confirma que ha introducido cambios en sus procesos para poder ofrecer un servicio omnicanal a sus clientes. Por otro lado, el sector continúa muy dividido en torno a qué papel pueden tener los eSports, y vuelve a descender por debajo del 50% el porcentaje de organizaciones que valoran tener algún tipo de vinculación con los deportes electrónicos: en concreto, un 47%, frente al 54% del año anterior. El 49%% de las organizaciones que se plantean entrar en estas competiciones de videojuegos lo hacen para alcanzar nuevas audiencias y clientes, por un 15% que piensa en hacer marca.

Construcción de marca

La construcción de una identidad propia que permita competir más allá de por precio y proximidad es un objetivo prioritario de la industria, si bien el 68% admite que no se está invirtiendo lo suficiente en ese proceso. Por el contrario, sí hay un 32% que considera que se invierte lo suficiente.

No es un aspecto menor, en pleno proceso de concentración de algunos segmentos de la industria que dan paso a grandes compañías. La compraventa de empresas ha sido constante en los últimos dos años, y en 2019 hay un 35% de organizaciones que ha realizado o se plantea ejecutar operaciones corporativas en España; se trata de un descenso de tres puntos porcentuales.

Internacionalización

Un año más, la internacionalización es un desafío pendiente para la industria del deporte. Se mantiene en el 74%, sólo un punto menos que en 2018, el porcentaje de entidades en el que el peso de las ventas en el extranjero representó menos de un 20% de toda su facturación en el último ejercicio. Sólo el 15% de las empresas del sector concentra en el extranjero entre un 20% y un 40% de sus ventas, dos puntos menos que un año atrás. En cuanto a 2019, el 58% de los operadores asegura que cerrará el año con un aumento de esta proporción, el nivel más bajo desde el inicio del Barómetro del Negocio del Deporte en 2017.

Por otro lado, sólo el 40% de los encuestados afirma que en 2019 habrá entrado en nuevos países, nueve puntos porcentuales por debajo de los que respondían afirmativamente en 2018. Pese a este freno, el 87% de las compañías asegura que no habrá abandonado ningún mercado durante este año. En ese análisis, muchas compañías optan de entrada por abrir filiales o buscar distribuidores en países de la Unión Europea, y los ejecutivos identifican a Francia, Portugal, Grecia, Reino Unido y los países nórdicos como los destinos prioritarios.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.