El Grupo de gestión deportiva BeOne rescindirá en los próximos meses el contrato que mantiene con la plataforma intermediaria Gympass de igual forma a la que lo hiciera Body Factory hace unas semanas.

La pérdida de socios en favor de la intermediaria, la principal razón.

Las razones de la rescisión del contrato son las mismas que ya habían argumentado otros operadores señalan desde la compañía. "Las falsas promesas de una nueva clientela basada en un potencial usuario sedentario originario del mercado corporativo se han traducido en la canibalización de clientes. Estos “nuevos” clientes no son reales ya que la gran mayoría de ellos ya eran socios de las instalaciones deportivas de BeOne que se cambiaron a la plataforma pagándoles a ellos el abono e ingresando BeOne solo cada acceso. No solo eso, esos “socios corporativos” atraen a otros usuarios de las instalaciones deportivas por programas MGM que promueve la plataforma".

"Todos los esfuerzos de la cadena en fidelizar clientes y disminuir la tasa de rotación se enfrentan a la política de estas empresas intermediarias que atraen a los socios a las plataformas cambiando los abonos por entradas puntuales que hacen, además, reducir el ticket medio" insisten desde BeOne.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.