Sus socias son mujeres de diferentes edades y condiciones físicas, que tienen poco tiempo para hacer deporte, pero quieren sentirse fuertes y llenas de energía todos los días

En 1992, Gary y Diane Heavin abrieron su primer gimnasio Curves en Texas. Este nuevo concepto de un centro de fitness exclusivo para mujeres tuvo tanto éxito que muy pronto comenzaron a franquiciarlo.

Desde entonces, su sistema de entrenamiento completo en 30 minutos, pionero y específicamente diseñado para el cuerpo femenino, se ha expandido al resto del mundo a través de sus más de 4500 clubes en 76 países.

Aunque es cierto que han surgido otras cadenas de gimnasios tratando de imitar a Curves, ninguna de ellas ha logrado alcanzar su ritmo de aperturas ni captar a tantas socias.

Hoy en día, con casi 60 establecimientos en España, Curves continúa a la cabeza en el ranking de gimnasios para mujeres en el país. A nivel global, las cifras hablan por sí solas…, y es que Curves ha ayudado a más de 10 millones de mujeres a ponerse en forma, ganar fuerza y perder peso, pero también a recuperar la confianza en ellas mismas. Eso es lo que la marca promueve: salud, motivación y bienestar por encima de todo.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.