Una investigación realizada por la Universidad de Rutgers en los EEUU y publicada en el Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, muestra como ha habido un aumento constante en el número de lesiones debido al mal uso del equipamiento de los centros desde el año 2007.

El estudio relata que las personas que participan en entrenamientos de intervalos de alta intensidad (HIIT) podrían estar corriendo un mayor riesgo de lesiones. Tras analizar los hábitos de ejercicio de las personas, el estudio vincula el aumento de lesiones con la creciente popularidad del HIIT.

Durante la investigación encontraron un total de 3.988.902 lesiones resultantes del uso de material HIIT: mancuernas, cajas y material para hacer ejercicios de calistenia (como burpees, flexiones y zancadas).

Los investigadores han demostrado un aumento constante (un promedio de 50.944 lesiones por año) de lesiones en el gimnasio. En cuanto a los tipos de lesiones, el estudio encontró que hubo un aumento significativo en el daño a los nervios, lesiones a los órganos internos, conmociones cerebrales, heridas por punción, dislocaciones, esguinces y distensiones en el período de 2007 a 2016. La mayoría de las lesiones involucraron rodillas, tobillos y hombros.

En conclusión, el informe afirma que: «dados los aumentos en las lesiones relacionadas con los programas de entrenamiento HIIT, los atletas deben ser educados en su prevención”.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.