El cierre de las piscinas de Campolongo el pasado 1 de abril debido a las reformas que llevará a cabo el grupo BeOne-Serviocio ha provocado que cientos de usuarios busquen nuevos gimnasios.

Se cumple una semana del arranque de las obras (de hecho ya ha avanzado el proceso de demolición) y en paralelo se ha incrementado la demanda en clubes deportivos del centro de la ciudad. Supera24 Fitness no es el único gimnasio que se ha visto beneficiado por este cierre, también es el caso de Budo, centro que ofrece fitness, yoga, pilates, entrenamiento personal, y deportes acuáticos

Durante el próximo medio año y hasta la reapertura definitiva de las piscinas de Campolongo, la demanda de nuevas instalaciones deportivas irá «in crescendo». Por su parte Campolongo se convertirá en un complejo deportivo totalmente renovado,  que se verá ampliado pasando a contar con una superficie de 5700 metros cuadrados.

El actual edificio de Campolongo ganará una planta más, e incluirán nuevos servicios y ofertas, además de fisioterapia y nutrición.

Se espera que a finales de septiembre finalicen las obras, y la apertura de momento confirman que se producirá el día 1 de octubre. Esta reforma ha supuesto una inversión de 4,7 millones de euros, pero desde Serviocio prevén que multiplicará el número de abonados a las instalaciones y obtendrán la suma de 3.000 socios en los siguientes meses.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.