Peloton, compañía especializada en la fabricación y la venta de bicicletas estáticas para el hogar con pantalla donde el usuario puede visualizar a tiempo real o bajo demanda vídeos de clases dirigidas ha sido demandada por diez compañías editoras de música que le reclaman 131,9 millones de euros por haber utilizado sin permiso sus canciones en más de 1.000 vídeos.

Al menos diez editoras musicales norteamericanas han denunciado a la compañía por una supuesta infracción de los derechos de autor en las músicas que la plataforma utiliza para sus vídeos.

Las diez editoras que firman la denuncia son Big Deal Music, Downtown Music Publishing, Ole, Peermusic, Pulse Music Publishing, Reservoir, The Richmond Organization, Rpund Hill, Royalty Network y Ultra Music.

“La música es una parte fundamental del modelo de negocio Peloton y es responsable de gran parte del rápido éxito que ha tenido la marca. Los miles de videos exclusivos y listas de reproducción son una de las razones principales por las que cientos de miles de personas han comprado productos Peloton pero, desafortunadamente, en lugar de reconocer el papel integral de los compositores en su compañía, Peloton ha desarrollado su negocio utilizando su trabajo sin su permiso o una justa compensación”, afirma David Israelite, consejero delegado de la Asociación Nacional de Anunciantes de Música.

Peloton Interactive Inc ha emitido un comunicado en el que señala tener “un gran respeto por los compositores de canciones y los artistas” y que “ha invertido mucho para construir el mejor sistema de informes y licencias”.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.