Cuando el filósofo Theodore Zeldin nos sugería una aventura en la que aceptásemos cocinar el mundo juntos, intentando que su sabor fuese menos amargo, evidentemente nos estaba invitando a dialogar, a encontrarnos, a participar en tareas comunes e imprescindibles.

Esta gestión de sensaciones desagradables que en su metáfora se presenta relacionada con el gusto, en el entorno deportivo podríamos asociarla a una derrota en competición, a una lesión que nos pudiese apartar de los terrenos de juego temporalmente o a una indeseable limitación en el acceso a la práctica de ejercicio físico por diferentes motivos. 

A raíz de esta necesaria implicación en asuntos públicos y atendiendo a nuestros deberes como parte de una ciudadanía activa y comprometida, el pasado mes de diciembre, desde COPLEF Madrid remitimos nuestra peculiar “carta a los reyes magos” a los partidos políticos con representación parlamentaria en la Asamblea de la Comunidad de Madrid. En ella, se reflejaba una breve síntesis de sus anteriores programas electorales en lo referente al deporte, añadiéndose una triple propuesta a considerar en sus proyectos para las campañas autonómicas de 2019, si lo estimasen oportuno.   

Atendiendo por un lado a las demandas de la población, y por otro a las funciones de nuestros legisladores, nos pareció adecuado lanzar un mensaje claro que tratase de enlazar ambas esferas, expresando la urgencia de un proceso inaplazable consistente en escuchar, entender y emprender”. Mantener activos nuestros sistemas aferentes y eferentes será clave.

En primer lugar, las diferentes ciencias y experiencias humanas, conscientes de sus límites, de modo acertado y constructivo tienden a abogar en los últimos tiempos por establecer relaciones inteligentes a través de las cuales poder retroalimentarse unas a otras y así aportarnos aquello que por sí solas nunca podrían haber sumado. En este sentido y desde una perspectiva interdisciplinar, la implementación de la receta deportiva intenta conectar los ámbitos sanitarios y deportivos, con el objetivo de lograr diagnósticos, prescripciones, intervenciones y evaluaciones más eficientes y satisfactorias, teniendo al ejercicio físico como medicamento estrella para la mejora de la salud.

En segundo término, el impulso de una tercera hora de Educación Física semanal en los centros educativos de manera generalizada, contribuiría sin duda al fomento de una cultura que previniese problemas como la obesidad y el sedentarismo. Este contexto “de paso obligatorio”, puede y debe ser aprovechado como uno de los escenarios donde se estimulen y cimenten hábitos saludables perdurables, dentro del desarrollo integral de cada persona. La orientación temprana ha de surgir de modo razonado y razonable, posibilitando una diversidad práctica que permita a nuestra juventud conocer las múltiples vías y beneficios a su alcance. 

Como tercera apuesta, y estimando que las normas de convivencia deliberadas y debatidas cuentan con más posibilidades de ser aceptadas, solicitamos el respeto institucional y social de la Ley 6/2016 (en vigor), que ordena el ejercicio de las profesiones del deporte. La seguridad de la ciudadanía pasa por la calidad en la gestión y prestación de servicios deportivos y de actividad física, por parte de profesionales del sector adecuadamente cualificados. Resulta inadmisible convivir con un frecuente intrusismo laboral, y más cuando se trata de la atención y el cuidado de poblaciones especiales. De este modo, pensamos que evitar y en su caso sancionar aquellas situaciones que pongan en riesgo la salud pública ha de ser una prioridad.

Aprovechando el ofrecimiento constante de nuestras instituciones políticas a participar en la construcción democrática de un entorno mejorado y mejorable, y teniendo en cuenta el artículo 78 de nuestro código deontológico (COPLEF), en el que se cita que “el/la profesional debe aportar, contribuir, divulgar, aquellos problemas, debilidades, amenazas o similares detectados en referencia a la actividad-físico deportiva y ejercicio físico”, entendemos que se dan las circunstancias apropiadas para transmitir a las personas en las que hemos delegado nuestra confianza para elaborar las leyes, nuestra intención de colaborar en el proceso de transformación.

Tal y como se ha descrito a lo largo del presente artículo, somos conscientes de las ineludibles sinergias entre profesionales de la salud, de la educación, de la política y por supuesto del mundo de la actividad física y el deporte, irrumpiendo estos últimos como pegamento que ensamble las diferentes piezas del rompecabezas social.   

“Compensar la propia ceguera intercambiando puntos de vista” es el reto al que nos invita el pensador bilbaíno Daniel Innerarity para “aprender a manejarnos con nuestros saberes incompletos”. Tomando sus palabras como guía, hemos de abrir todos nuestros sentidos tanto a los cambiantes requerimientos de la población, como a las colaboraciones con otros sectores. Siempre es un buen momento para intercambiar, escuchar, entender y emprender juntos.

José Luis Carrasco

Vocal COPLEF Madrid. Licenciado en CCAFYDE – Colegiado nº 58687 Máster en Dirección de Organizaciones e Instalaciones deportivas (INEF Madrid/UPM).

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.