Basic-Fit cumple con sus expectativas de crecimiento para 2018. La facturación de la cadena aumentó a 402 millones de euros en 2018, un 23 por ciento más que el año anterior. El beneficio con 17,6 millones de euros fue nada menos que un 58 por ciento más alto que en 2017.

El año pasado, el número de centros de Basic-Fit en Europa creció en 108, lo que elevó el total a 629 clubes deportivos. El número de socios también aumentó a más de 1.8 millones.

El CEO Rene Moos habla de un año muy exitoso. "Agregamos un número récord de clubes a nuestra red y continuamos creciendo como la cadena de fitness más grande y de mayor crecimiento en Europa".

En toda Europa, Basic-Fit quiere tener más de trescientos centros en los próximos años. 125 de estos clubes abrirán este año.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.