fbpx

Cuando Rainer Schaller abrió el primer estudio de McFit en Würzburg en 1997, el logotipo era sencillo: letras amarillas simples en una banderola azul. Siguieron más "salas de ejercicio", a menudo en las afueras y en edificios de fábricas antiguas. El desarrollo muscular en una sala funcional llena de equipamiento estaba en el foco. Incluso para la ducha tenías que pagar.

En los años siguientes, McFit se alejó paso a paso de esta imagen con un nuevo logotipo mucho más bonito y estudios con mejores diseños. El reclamo fue cambiando el día de hoy, con sus centros operando bajo el reclamo: "Proud to be McFit".

Ahora el fundador y CEO Schaller quiere promover un cambio de imagen aún más radical. Schaller cambiará el nombre de McFit-Global-Group a RSG Group, la abreviatura significa Rainer Schaller Global.

Bajo el nuevo nombre, Schaller aparentemente quiere continuar su expansión internacional. McFit afirma tener hoy cerca de dos millones de socios, lo que lo convierte en uno de los operadores de fitness más grandes de Europa. "Hoy nos vemos a nosotros mismos de manera diferente, más grande", cita Schaller.

El cambio planificado debe ir mucho más allá de un cambio de nombre. Además de la mudanza de la sede de la empresa, esto significa sobre todo que Schaller quiere ofrecer diferentes estudios para diferentes grupos objetivo. Desde el estudio barato por diez euros al mes hasta el gimnasio de lujo en San Francisco.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.