La cadena catalana de gimnasios Clubs DiR ha vuelto a refinanciar su deuda que alcanza ya los 12 millones de euros con las entidades bancarias BBVA y Banco Santander.

El pacto entre la compañía de gimnasios presidida por Ramón Canela y los al menos doce bancos acreedores de DiR estuvo liderado por BBVA y Banco Santander, los más expuestos al agujero financiero de los establecimientos. La deuda con el banco que preside Carlos Torres asciende a 3,4 millones de euros, mientras que la arrastrada con la entidad liderada por Ana Botín se eleva a los 3,1 millones según recoge el diario Economía Digital.

En 2017 las cuentas de la cadena revelaron un incremento de los ingresos del 5%, desde los 42,1 millones de euros hasta los 44,2 millones de euros, motivado principalmente por el incremento de los clientes. Sin embargo, vino acompañada a una subida del gasto, especialmente por los alquileres y el personal, por lo que la rentabilidad cayó, el EBITDA pasó de los 5,2 hasta los 4,2 millones y el beneficio desde los 0,9 hasta los 0,2 millones de euros.

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.