Observar el entorno social e intentar interpretarlo, es una de las aficiones predilectas del sexagenario inquieto que escribe este artículo, como además estoy vinculado al fitness desde hace más de cuarenta años, he tenido la posibilidad de ser testigo de toda su evolución. Para los más jóvenes será inconcebible pensar que cinco décadas atrás los gimnasios eran recintos semimarginales, frecuentados por tipos “raritos” desde la óptica juzgadora de la mayoría biempensante. Durante más de treinta años he sido empresario de este sector, viviendo directamente la gran transformación que ha experimentado año tras año, especialmente en los últimos veinticinco, con la incorporación sucesiva de nuevas actividades, la sorprendente, aunque ya asimilada, revolución tecnológica y el asentamiento del fitness como sector consolidado y promisor de crecimiento futuro.

La copiosa pluralidad del fitness ha convertido a este sector en un surtidor constante de propuestas atractivas que consiguen abarcar las diferentes preferencias de un gran segmento social progresivamente incorporado a la práctica cotidiana de ejercicio físico como fuente de salud. La reciprocidad resultante de oferta y demanda crecientes, permite entrever la línea ascendente que sigue el sector a ritmo acelerado, dándose, por tanto, un cúmulo de circunstancias propicias para su adecuada expansión.

Sin menoscabo de reconocer el protagonismo que el fitness ha tenido en marcar tendencias deportivas y promover la inclinación a la práctica de sus actividades, no es menos cierto que se ha visto favorecido por una especie de brote, quizá espontáneo o como respuesta a las consecuencias nefastas del sedentarismo mayoritario imperante en la sociedad actual, de una creciente conciencia colectiva tendente a considerar el ejercicio físico un componente esencial en la lista de ingredientes para obtener una calidad de vida óptima. Sea cual sea la causa de esta bonancible situación, debería ser contemplada en perspectiva y analizada convenientemente, lo que exigiría, en mi opinión, una acción conjunta del sector, hoy por hoy todavía algo escaso de visión global, mucho más ocupado en la legítima y digna dedicación a su parcela particular, que en valorar los beneficios que obtendría de la acción grupal del sector en su promoción.

En un entorno receptivo a las propuestas del fitness, la acción cooperativa del sector proyectada a alcanzar mayor expansión y penetración en un ambiente social claramente favorable, reportaría efectos dilatadores en la ya ascendente demanda de vigentes y potenciales adeptos. Ampliar la visualización de nuestras actividades es la forma de despertar interés en un gran segmento social potencialmente susceptible de ser atraído por la multiplicidad de actividades y opciones desplegadas en los miles de centros deportivos que configuran la parte más visible del fitness.

Lo paradójico, es que un sector tan innovador y fecundo en iniciativas, esté incomprensiblemente ausente de estas cuando de ejercer acciones gremiales se trata. Sin embargo, empiezan a surgir razones para el optimismo debido al generoso emprendimiento llevado a cabo por el principal exponente y difusor del fitness nacional. Me estoy refiriendo a GYM FACTORY Active, la  feria del fitness dedicada a entrenadores y público general que, en mi opinión, ha sabido interpretar las necesidades del sector y se propone impulsarlo dando mayor participación y protagonismo a la gran masa de aficionados que nutren nuestro sector, acto que tendrá lugar los días 8 y 9 de junio de 2019.

El nuevo año se presenta fructífero para el fitness. Así lo anticipan los sucesivos anuncios de expansión por parte de las más importantes firmas del sector, cuyas acciones emprendedoras suelen estar cimentadas en análisis prospectivos bien estudiados, dato sugerente de la existencia de una línea de crecimiento más que probable. A la vez, la implantación progresivamente extendida de la práctica vocacional o necesaria de ejercicio físico, se ha materializado en hábito imprescindible para cientos de miles de personas, convertidas con su ejemplo en propagadores efectivos de un estilo de vida coincidente con nuestras propuestas. La concurrencia de circunstancias positivas destapa la oportunidad de actuar con la ventaja del viento favorable.

Los días 8 y 9 del próximo mes de junio, van a ser sin duda la mayor celebración del fitness que hasta ahora se haya organizado. La nueva propuesta  de Gym Factory dividiendo la feria en dos partes: GYM FACTORY Active (8-9 de junio) Y GYM FACTORY Profesional (18-19 de septiembre), es una valiosa iniciativa a la vez que un brillante acierto. Analizado en profundidad, no es concebible que un evento de tal magnitud se dedicara casi exclusivamente a profesionales del sector, desaprovechando la magnífica ocasión de acercar al gran público: actor verdadero del éxito actual del fitness. Este sector es ya una gran industria, y como tal debe saber proyectarse y promocionarse. También es un gremio que, aun cuando tenga escasa cohesión, tiene intereses comunes, esto no es discutible. Por consiguiente, llevar a cabo acciones colaborativas redundará en beneficio de los intereses colectivos. Si crece el sector demandante, crecerá el ofertarte, así de simple.

Todo el cuerpo del fitness tiene una cita obligada en las precitadas fechas, la mera asistencia es ya una aportación, el esfuerzo implícito en una organización de este calado merece reconocimiento, yo lo hago modestamente en este artículo y procuraré reiterarlo con mi presencia. Desde aquí os animo a asistir a GYM FACTORY Active! & SPORT is PARTY!: La gran exposición del fitness para los entrenadores y público final y preacticantes de la mayoría de las modalidades deportivas, en junio y a GYM FACTORY Profesional, el evento B2B, para los profesionales del Fitness de la península ibérica en septiembre.

Antonio Manzano

Propietario y Director de Gimnasios durante más de 27 años. Entrenador Nacional de Fisioculturismo y Musculación. Director Escuela de Entrenadores Territorial Murciana (1990/92 y 1996/97)

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.