Una dieta vegana bien planificada puede ser saludable, pero la falta de conocimientos sobre nutrición puede tener graves consecuencias.

El 2 de julio, en Milán, Italia, un bebé de 14 meses fue llevado al hospital por sus abuelos. Su bebé, que sufría de malnutrición severa debido a una dieta vegana estricta, tenía muy bajo peso y varias deficiencias de nutrientes, incluida una insuficiencia crítica de calcio, que según los médicos empeoraban una enfermedad cardíaca congénita subyacente. De momento los padres han perdido la custodia y actualmente un tribunal de menores decidirá si los abuelos recibirán la custodia completa.

Este es el cuarto caso que ha salido a la luz en los últimos 18 meses en Italia, donde las dietas veganas se han vuelto cada vez más populares. Ahora ve la luz una pregunta: ¿Pueden las dietas veganas ser seguras para los niños?

Cualquier padre que esté considerando poner a su hijo en una dieta vegana debe hacerlo bajo la guía de un dietista para asegurarse de que su hijo reciba los nutrientes suficientes para un crecimiento y desarrollo óptimos . Algunos de los nutriente a tener en cuenta cuando un niño sigue una dieta vegana son la proteína, ácidos grasos esenciales, omega-3 , hierro, zinc, calcio, vitamina D y vitamina B12". Por lo que se recomienda los suplementos de vitamina B12, ya que es una deficiencia tan común en las dietas veganas, además de suplementos de calcio y vitamina D también pueden ser necesarios.

Hay que prestar especial atención a:

  • Proteínas: Las proteínas de origen vegetal se pueden encontrar en nueces, semillas, frijoles, guisantes, lentejas e incluso en algunas verduras.
  • Calcio: el tofu, las verduras de hojas verdes oscuras y los frijoles blancos son solo algunas de las muchas fuentes vegetales de calcio. También puede buscar sustitutos lácteos fortificados o usar un suplemento.
  • Hierro: El hierro aparece en las verduras de hojas verdes oscura
  • Vitamina B12: Las algas marinas o los sustitutos de la carne y los productos de grano a menudo se fortifican con B12.
  • Vitamina D: los hongos son uno de los pocos alimentos vegetales que contienen vitamina D, pero no en grandes cantidades.

Conclusión, lo más importante es escuchar tu cuerpo, si algo no funciona bien, es mejor hacer caso a las señales

Etiquetas:
0 veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.